Noticias de la eurocopa 2012

Portugal 2 – Gales 0: Cristiano abre las puertas de París

David Martinez

El delantero del Real Madrid fue decisivo con un sensacional testarazo que abrió el marcador. De su chute nació también el segundo gol portugués, obra de Nani.

cristiano-ronaldo Cristiano, gol y asistencia, mete a Portugal en la final (FOTO: independent.co.uk)

La Eurocopa ya tiene a su primer finalista: Portugal. La Portugal de Cristiano Ronaldo, toca decir, que apareció ante Gales con un golazo de cabeza y una (semi) asistencia a Nani que abre las puertas de París al combinado que dirige Fernando Santos.

Siete minutos necesitaron los lusos para finiquitar un partido asequible o, al menos, mucho más asequible de lo que esperaban para unas semifinales antes de iniciar el torneo. Siete minutos, los que van del 46 al 53, entre los que tejieron las jugadas de sus dos goles, a la postre definitivos. En el primero, Joao Mario sacó en corto un córner y Guerreiro centró al cielo del área galesa donde emergió como un coloso Cristiano Ronaldo para cabecear con violencia a la red. Se escribirán decenas de chorradas sobre los metros que salta el portugués, la velocidad del remate o su capacidad de salto. Lo mejor es verlo repetido una y otra vez: pura plasticidad.

Gales se resquebrajó con esa diana, Cristiano Ronaldo olió a la sangre y tocó a rebato a sus hombres, que se lanzaron a por la portería de Hennessey. Fue el delantero del Real Madrid el que mejor interpretó los nervios británicos y de un remate suyo al borde del área nació el segundo tanto de Portugal, obra de Nani. El nuevo jugador del Valencia desvió el chute del triple ganador del Balón de Oro y puso el 2-0 en el marcador. Demasiado para Gales.

Antes, en el primer tiempo, Gales y Portugal nos deleitaron con un espectáculo indigno, impropio de unas semifinales de Eurocopa. Los de Fernando Santos se limitaron, como durante todo el campeonato, a defender muy juntos, no perder la posición y buscar el gol a partir de transiciones rápidas o del balón parado. Gales, por su parte, lo fió todo a Gareth Bale, que fue el mejor jugador sobre el terreno de juego. El futbolista del Madrid tuvo la única ocasión más o menos clara en el primer tiempo con un córner ensayado en el que le hicieron un aclarado. Su remate se marchó alto por poco.

La segunda parte arrancó con esos siete minutos mágicos de Portugal, que luego se limitó a defender su renta ante las tímidas acometidas galesas, casi siempre con acciones individuales de Bale. El crack del Madrid echó de menos a su mejor socio, Aaron Ramsey, el único futbolista galés con criterio y calidad para generar juego en el centro del campo. Su ausencia obligó a Bale a retrasar la posición, con el consecuente desgaste físico, mientras el propio Ramsey asistía desde la banda al fin del sueño de la selección británica.

Portugal tendrá la oportunidad el próximo domingo de sacarse la espina de la final de 2004, de su final, en la que cayó ante todo pronóstico en Lisboa ante Grecia. Guiados esta vez sí por un determinante Cristiano Ronaldo, los lusos buscarán su primer título continental ante el vencedor del Francia-Alemania.