Noticias de la eurocopa 2012

Karagounis luchará hasta el final, como los dioses

Edgar Izquierdo

Giorgios Karagounis tiene 35 años, es el más veterano del conjunto griego y aún sigue ofreciendo muy buen fútbol. Es el talismán de Grecia y no hay jugada que no pase por sus pies. A ojos de sus compañeros, es el recurso fácil y es un jugador polivalente que además destaca por su gran movilidad en el campo. Se trata de un jugador omnipresente con un espíritu de entrega clave para Grecia.

Karagounis, durante un encuentro con Grecia (FOTO: Cordon Press) Karagounis, durante un encuentro con Grecia (FOTO: Cordon Press)

 

Pese a que Grecia tiene casi un pie fuera de la competición, su fútbol pasa por no rendirse jamás ante un resultado adverso. El partido inaugural ante Polonia, fue el claro ejemplo de que esta selección quizás no irradie buen fútbol, pero sí que es un equipo que lucha hasta el último minuto y que no da nada por perdido. La moral de Grecia es una de las más fuertes de la Eurocopa, y por eso todavía está en activo un jugador tan clave como Karagounis.

Este futbolista es un manual de fútbol griego, un ejemplo sobre cómo se juega a este deporte en Grecia y ejemplo de cómo se lucha hasta el final. Es un jugador con mucha velocidad y movilidad por el campo, por lo que siempre es un apoyo para sus compañeros de equipo. Karagounis tiene el balón siempre bien cerca, y es que no sabe jugar sin balón y menos verlo lejos de sus pies.

Ante Polonia dio un recital de juego, fue el mejor jugador de Grecia con diferencia y pese a fallar el penalti que hubiera cambiado las cosas para esta selección, no se vino abajo y siguió luchando como un gladiador. La salida al campo de Dimitris Salpingidis supuso una gran ayuda para Karagounis, que es una fábrica de jugadas pero que necesita siempre un jugador que sepa moverse en ataque y que tenga mucho peligro de cara a puerta. Por tanto, en el campo ya había una sociedad perfecta, y Grecia puede ofrecer mucho más con estos dos jugadores en el campo.

El segundo partido, ante la República Checa de Petr Cech, fue un contratiempo continuo para Grecia. En seis minutos perdía por dos goles, y a eso se le sumó la lesión del portero Konstantinos Chalkias, y la anulación de otro gol, justo como en el primer partido. Y es que parece que Grecia esté maldita en ésta Eurocopa, por lo que está muy peligrosamente situada en el último puesto del grupo A. Le resta un partido ante Rusia, líder del grupo con 4 puntos. Sólo un partido digno de los propios gladiadores hará cambiar el destino de este país, que tendrá que encomendarse a los dioses ancestrales para que les inspire en el camino hacia la victoria.

1 comentario

Comenta

No se pueden publicar comentarios.