Noticias de la eurocopa 2012

Historia de la Eurocopa: Alemania 1988

Toni Quintero

Los holandeses, guiados por Rinus Michels desde el banquillo y por Marco Van Basten desde el terreno de juego, consiguiern por fin un título a nivel de selecciones.

Gullit levanta la copa de campeones Gullit levanta la copa de campeones

La octava edición de la Eurocopa de Naciones siguió con el formato utilizado en la edición anterior de Francia 1984. El país elegido para la disputa de la fase final fue Alemania Federal, que se había proclamado campeona en la ediciones de 1972 y 1980. Los alemanes. Por enésima vez, eran uno de los grandes favoritos.

Tras un empate inicial frente a Italia 1-1, los germanos activaron su famoso rodillo ante Dinamarca y España, ganando a ambas selecciones 2-0, y clasificándose a semifinales como primera de grupo junto con la compañía de Italia.

En el otro grupo, Holanda y la Unión Soviética se iban a disputar ser primeros. Los soviéticos, con una selección de mucho más oficio, vencieron en el primer partido 0-1 a los holandeses con un solitario gol de Rats. La oranje, plagada de estrellas, supo sobreponerse, y tanto Inglaterra como Irlanda no fueron rivales para ellos.

En la primera semifinal disputada, Alemania era la gran favorita por jugar en casa. Sin embargo, el gol inicial de Lothar Matthaüs no sirvió de mucho. Ronald Koeman de penalti y Marco Van Basten, casi en el final, dieron la vuelta al marcador, sembrando la gran sorpresa del torneo. Holanda llegaba así a su primera final europea.

En la otra semifinal los italianos no estuvieron a la altura de las circunstancias y la URSS consiguió su pase a la final tras una victoria de 2-0. En la final de Múnich esperaba Holanda, a la que ya habían logrado vencer en la ronda de grupos. Sin embargo, esta vez la historia sería muy diferente.

Holanda ganó 2-0 a los soviéticos, y con ello demostró que esta selección dirigida por Rinus Michels estaba destinada a hacer historia, y a escribir su nombre junto con el de los mejores equipos del planeta fútbol. Algo que la Naranja Mecánica de los ’70 no pudo lograr. Van Basten como punta de lanza era la principal estrella de esta selección. A su lado, la imaginación ofensiva de Ruud Gullit, el equilibrio táctico de Frank Rijkaard, la solidez defensiva de Ronald Koeman, y la seguridad bajo palos de Johan Van Breukelen. Un combinado con el que Holanda se coronó en lo más alto del fútbol europeo. Y para la posteridad, aquel gol increíble de Van Basten.

El papel de España

En la fase de clasificación España solo perdió un partido, por lo que pudo clasificarse sin excesivos apuros para la fase final. Allí, quedó encuadrada en un complicado grupo junto con Italia y Alemania Federal, la anfitriona, que serían sus principales rivales para llegar a semifinales.

El torneo empezó bastante bien para los españoles. En su primer partido, ante la Dinamarca de Michael Laudrup, la victoria de La Roja fue todo un bálsamo de optimismo. Goles de Gordillo, Míchel y Emilio Butrageño ponían la primera victoria en el casillero español por 2-3. Ahora solo hacia falta ganar uno de los encuentros restantes.

Pero tal ilusión estaba por encima del nivel del combinado español. España aguantó casi todo el partido a Italia, pero un gol de Vialli hacia que el tercer partido fuera vital. Y el rival: la anfitriona. Alemania, con un espectacular Rudi Völler ganó 2-0 y mandó al conjunto español para casa.

Datos de la competición:

Campeón: Holanda
Subcampeón: URSS
Máximo goleador: Marco Van Basten (Holanda). Cinco goles.
Mejor jugador: Marco Van Basten (Holanda)