Noticias de la eurocopa 2012

Estrellas de la Eurocopa: Tomas Rosicky, la clase de la República Checa

Toni Quintero

Llamado a ser el jugador más importante de su país, le ha faltado un poco más de continuidad con su selección. En la Eurocopa de Polonia y Ucrania será el referente checo, aportando calidad en la zona de tres cuartos del terreno de juego.

Rosicky será el capitán checo en Polonia y Ucrania Rosicky será el capitán checo en Polonia y Ucrania

Tras la marcha de históricos como Pavel Nedved , Karel Poborsky o Jan Koller, la selección checa quedó bajo el amparo de su jugador más talentoso en los últimos años: Tomas Rosicky. El centrocampista del Arsenal es el futbolista de mayor calidad en un combinado nacional que busca encontrarse de nuevo, y ser algo más que un equipo correoso y difícil de ganar.

Ello solo puede ser posible si Rosicky encuentra su mejor versión. El centrocampista del Arsenal, desde muy joven, ha vivido con la presión de ser una estrella, o por lo menos, la aspiración de serlo. Quizá ese elemento haya influenciado en la irregularidad de su juego. De calidad incuestionable, el jugador checo combina grandes actuaciones con otras en las que no participa y en las que no se le ve en el equipo.

En el Arsenal de esta temporada ha mejorado en algo ese aspecto. La renovación de contrato del conjunto que dirige Arsène Wenger es buena prueba de ello. Además, las lesiones, una constante en su carrera, le han impedido también mostrarse como un futbolista de mayor regularidad. Ahora, en Polonia y Ucrania, no hay excusas.

Rosicky, de 31 años, es un jugador de gran experiencia. Junto con Petr Cech, Michal Kadlec, Roman Hubnik y Jaroslav Plasil, ha sido el hombre más utilizado por su seleccionador, Michel Bilek, durante la fase de clasificación. Y será el capitán del equipo, por lo que su responsabilidad será absoluta.

En sus botas nacerá todo lo que valga la pena del juego checo. Aportará ese último pase, pero también desborde y temporización del juego, cuando su equipo necesite un respiro en el mismo. Al internacional no le faltarán ganas. La Eurocopa de 2008 no la disputó por culpa de una lesión, así que en esta pretenderá resarcirse y proporcionar más de una alegría a una selección que busca su sitio en el presente futbolístico del viejo continente.