Noticias de la eurocopa 2012

Estrellas de la Eurocopa: Franck Ribéry, la entrega de Francia

Toni Quintero

 

Habiendo terminado la temporada en un estado de forma sensacional, el futbolista galo tiene una ineludible cita generacional con su selección.

Franck Ribéry, pieza fundamental de la selección de Francia Franck Ribéry, pieza fundamental de la selección de Francia

La revista France Football lo eligió mejor jugador francés del año en 2007 y 2008. Un honor que en la última edición, la de 2011 perdió ante Karim Benzema. Sin embargo, la experiencia y carácter de Franck Ribéry, de 29 años, lo elevan a ser el máximo referente de la selección francesa. Un futbolista que nunca se esconde en las citas importantes.

Su primer gran evento con Francia fue en Alemania 2006, donde se erigió en el gran escudero de Zinedine Zidane. Su velocidad, fuerza y técnica, hicieron que el joven jugador de 23 años del Olympique de Marsella, por aquel entonces, se convirtiera rápidamente en una de las figuras del fútbol europeo.

El Bayern de Múnich lo fichó en 2007 y desde entonces ha sido uno de los mejores jugadores de la Bundesliga en los últimos años, y por extensión, de su selección. Su predisposición al sacrificio y liderazgo hacen que para Laurent Blanc sea intocable en las alineaciones iniciales.

Ribéry desempeña su juego a partir de las zona de tres cuartos. Generalmente lo hace partiendo desde la banda izquierda, pero se adapta a cualquier posición de ataque. Muy rápido con la pelota en los pies, quitarle el balón a este pequeño jugador francés es una tarea harta complicada para los defensas rivales. Y por si fuera poco, siempre ha tenido buenos números de cara al gol.

Esta temporada, en la que ha llevado al Bayern de Múnich a la final de la Champions League, ha sido algo irregular para el futbolista galo. Algunas lesiones y problemas internos de la plantilla han provocado que no viéramos al mejor Ribéry hasta el último tercio de temporada. Pero finalmente, el talento del francés ha salido a relucir, como era de esperar, y su conexión con Arjen Robben y Mario Gómez ha sido fundamental para los muniqueses.

Tras el éxito de Alemania 2006, donde Francia llegó  a la final, el país galo, en el resto de citas importantes no ha dado la talla. En la pasada Eurocopa Ribéry y compañía no supieron asumir la salida de Zidane de Les Bleus y cayeron en la primera fase. En Sudáfrica 2010, los problemas internos de la selección propiciaron que Francia no diera el nivel y a las primeras de cambio hicieron las maletas rumbo a casa. En ambas citas Ribéry fue el más destacado de su selección.

Para Polonia y Ucrania, y con Blanc como técnico, la tranquilidad es el mejor síntoma que da Francia. Ahora solo queda que Ribéry cumpla las expectativas depositadas en él y los galos realicen un torneo acorde con su historia. Y mucho cuidado también con Benzema, que tratará de seguir con la buena temporada que ha realizado en el Real Madrid. Junto con Ribéry se convertirá en un delantero a tener muy cuenta.

1 comentario

Comenta

No se pueden publicar comentarios.