Noticias de la eurocopa 2012

El nombre propio: Tomás Rosicky

Damian Dominguez

El jugador checo dio todo un recital ante Grecia en los 45 minutos que jugó. Unas molestias en el tendón de Aquiles y el 2-0 favorable que campeaba en el marcador aconsejaron su sustitución en el descanso.

rosicky Tomás Rosicky se retiró lesionado

Buena parte de las aspiraciones de la República Checa para clasificarse para los cuartos de final pasan por los pies de Tomás Rosicky. Los checos se jugarán el pase ante Polonia en la última jornada. Necesitan la mejor versión del jugador del Arsenal para lograr el objetivo. Como se demostró ayer, la República Checa es un equipo distinto dependiendo de la presencia o no de Rosicky.

En la primera mitad dominó totalmente a Grecia. Todo el fútbol ofensivo se fraguó en las botas del omnipresente Rosicky. Partiendo de la posición de mediapunta, por detrás del delantero Baros, se convirtió en el organizador de todo el fútbol de ataque checo. Bajaba a recibir el balón al círculo central cuando era necesario y desde allí distribuía el cuero siempre con buen criterio. Liberado de tareas defensivas por el buen trabajo de los medios Plasil y Hübschman enseguida se ofrecía a ambos cuando recuperaban el balón, sabedor de que entre sus virtudes no están la organización del juego. En una palabra se echó a su selección a la espalda como debe de hacer todo líder que se precie.

En la segunda mitad no saltó al campo. Sufrió un golpe en el tendón de Aquiles durante la primera mitad (lo que le da todavía más valor a su extraordinario partido) y por precaución fue sustituido por Kolar. El buen resultado al descanso y el decisivo partido que se avecina ante Polonia aconsejaron el cambio.

Su ausencia en la segunda mitad sirvió para comprender hasta que punto es indispensable su presencia en el equipo. Los checos perdieron totalmente el control del partido y Grecia pasó a dominar el encuentro. Acortaron distancias y se volcaron sobre la portería de Cech en el tramo final de la segunda mitad, sin que nadie consiguiera poner orden en el combinado centroeuropeo. Sólo la falta de calidad de los griegos evitó otro resultado. Al final salvaron el triunfo, pero sin Rosicky estuvieron a la deriva.

Ahora la gran preocupación del seleccionador Michal Bilek es saber si podrá contar con Rosicky en plenitud de condiciones para el decisivo partido ante Polonia. Su baja sería una catástrofe para la República Checa.

3 comentarios

Comenta
  1. Algunos comentaristas siguen diciendo RosinSSSSSky! Lamentable.

  2. pobre de los checos, polonia se los va a huahuahauhauhau

  3. IDOLOOOOOO, DISTINTOOO, CRACKKK, lastima que tuviste tanta mala suerte con las lesiones, serias mucho mas reconocido si hubieras tenido una carrera mas regular, y lástima tambien que a checa le quede tan poco y tnga tan poco recambio, en fin se gano. El prox partido con Polonia no es imposible no mucho menos, pero una vez pasado el grupo no va a llegar lejos!

No se pueden publicar comentarios.