Noticias de la eurocopa 2012

El caos de Basilea

Borja Igual

La pequeña ciudad suiza, que alberga a 150.000 habitantes, podría ver duplicada su población con motivo de la disputa de la semifinal entre Turquía y Alemania. Tras los altercados en Viena por el Croacia-Turquía, la autoridades helvéticas piensan en lo peor.

En Basilea se esperan 300.000 aficionados entre turcos y alemanes

El pasado viernes, cuando las selecciones croata y otomana se enfrentaron en Viena en el partido correspondiente a los cuartos de final, acabó con 12 detenidos y 53 heridos en la capital austríaca. Sin embargo, mañana miércoles se enfrentan en Basilea Turquía y Alemania que, dependiendo de como termine el encuentro, podría acabar con numerosos altercados.

De hecho, la ciudad suiza es mucho más pequeña que la capital de Austria. Con 150.000 habitantes, la población se podría duplicar con la afluencia de aficionados turcos y alemanes. La frontera germana se encuentra a apenas 20 kilómetros del estadio de St. Jakob, mientras que hay más de cuatro millones de turcos inmigrantes entre Alemania, Suiza y Austria, por lo que el movimiento de aficionados es algo más que previsible. Sólo en el cantón de Basilea residen cerca de 20.000 otomanos.

El problema de esta ciudad es que tiene urbanización medieval y no dispone de ningún parque grande, donde se pueda reunir al menos a una buena parte de los que se desplacen

Richard Reich, redactor del rotativo suiza Zurïcher Zeitung que suscribe la afirmación anterior, espera que «todo vaya bien». Sin embargo, el partido entre Holanda y Rusia, que se disputó en Basilea, demostró que no todo está preparadado ya que los comercios no daban abasto, las líneas de tranvía se desplazaron más allá del centro histórico y encontrar un medio de transporte era una auténtica odisea. Y eso que el número de aficionados fue menor de lo que se espera para mañana.

Cabe recordar que la comunidad turca es la más amplia en Alemania, con más de dos millones y medio de habitantes. Pese a que la integración y convivencia no ha hecho nada más que avanzar, el partido podría crear algún conflicto no sólo en Basilea sino también en alguna ciudad germana.