Noticias de la eurocopa 2012

Alemania 0 – Francia 2: ni la campeona del mundo detiene a Griezmann

David Martinez

El delantero del Atlético de Madrid anotó los dos goles de su selección, el primero de penalti. Francia ya está en ‘su’ final.

Griezmann bigoleó ante Alemania (FOTO: eurosport.com)

Con un ‘9’ letal, aunque luzca el ‘7’ en la camiseta, y un portero en estado de gracia, Francia apartó del camino a la campeona del mundo en el mejor partido de la Eurocopa 2016.

Griezmann y Lloris fueron los dos protagonistas de la segunda semifinal, en la que una gran Alemania se despidió sin ensuciar la estrella que luce en el pecho desde Brasil 2014. El delantero del Atlético de Madrid anotó los dos goles del combinado galo, el primero de ellos de penalti y el segundo recogiendo un rechace dentro del área, y se coronó como el mejor futbolista de la competición. Al triunfo de Francia ayudó, en gran medida, la pletórica actuación de Hugo Lloris, que realizó hasta cuatro paradas de mérito a disparos de Emre Can o Draxler, entre otros.

Francia se lanzó a por la portería de Neuer en los primeros 10 minutos jaleado por un Velodrome más bleu que nunca. A lomos de un eléctrico Griezmann y del omnipresente Pogba, los franceses se acercaron con mucho peligro a la portería de Neuer, que tuvo que intervenir en varias ocasiones para evitar el tanto. Alemania se sacó de encima el acoso galo a base de lo que ha hecho durante toda la Eurocopa: tener el balón. La Mannschaft empezó a mover el esférico con velocidad, Özil apareció entre líneas, Kroos se adueñó del partido, los laterales se hicieron largos y el juego se trasladó a campo francés.

Superior durante todo el encuentro, Alemania perdió la oportunidad de meterse en la final por dos errores individuales: uno de Bastian Schweinsteiger, que cometió un penalti absurdo al término de los primeros 45 minutos; y otro de Kimmich, que regaló un balón a Pogba en la segunda parte que acabó en el gol de Griezmann, en una jugada en la que Neuer también salió retratado. Por encima de todo, lo que más acusaron los germanos fue la falta de puntería: Mario Gómez no estaba, Draxler y Özil no son grandes anotadores y en el caso de Müller ha viajado a Francia su hermano malo, el que juega las Eurocopas. Demoledor el dato de Mr. Chip: Müller lleva 10 goles y 6 asistencias en Mundiales (13 partidos) y 0 goles y 1 asistencia (11 partidos) en Eurocopas.

Tan cierto es decir que Alemania se va con la cabeza bien alta como que Francia es justa finalista. Los de Deschamps achicaron agua como pudieron en las fases de asedio germano gracias a un colosal Umtiti, que se multiplicó en defensa, y al enorme trabajo de su centro del campo, el más físico que se ha visto en la historia del fútbol, seguramente: Pogba, Matuidi y Sissoko, a los que luego se sumó Kanté. Francia se juntó ante la portería de Lloris y en ataque apostó por las transiciones rápidas, casi siempre usando a Griezmann como referencia.

Acostumbrado a las guerras en solitario, el delantero del Atlético de Madrid disfrutó de las verdes praderas a la espalda de los centrocampistas de Alemania y buscó siempre el lugar donde hacer más daño a Boateng y Höwedes. No habrá campañas a su favor en el Balón de Oro, ni mediciones de sus saltos, ni sabremos quién es su peluquero, pero Griezmann puede presumir de haber guiado a su equipo a la final de la Champions (fue clave ante Barça y Bayern) y a su selección a la final de la Eurocopa (anotó ante Islandia y Alemania) en apenas unos meses.

En París ya le espera Cristiano Ronaldo…