Noticias de la eurocopa 2012

Un paseo por Praga

Elena Fernandez

La selección española derrotó con solvencia a la República Checa (0-2) con goles de Juan Mata y Xabi Alonso.

Los jugadores de la selección española celebrando el gol de Xabi Alonso Los jugadores de España celebrando el gol de Xabi Alonso

Clasificada de antemano para la Eurocopa del próximo verano, algunos creyeron (tomando como base la imagen de España en algunos de los últimos amistosos) que La Roja se dormiría en el trámite frente a la República Checa. No fue así. La selección española interiorizó a la perfección el discurso pronunciado por Vicente del Bosque y el capitán Iker Casillas en la previa (ambos apelaron a la compitividad) y doblegó al combinado checo en menos de media hora.

Juan Mata, a los seis minutos, y Xabi Alonso, a los 23, pusieron el 0-2 definitivo en el marcador y, junto a sus compañeros, marearon a los checos con posesiones largas y el ya mítico ‘toque-toque’. Un estilo que, nuevamente, comandó Xavi Hernández en la medular y al que están perfectamente acostumbrados tanto los titulares indiscutibles como los futbolistas menos habituales, ya se llamen Juan Mata, Raúl Albiol (que formó una pareja sólida con Gerard Piqué en el eje de la zaga) o David Silva.

El canario, que recientemente se quejó de su falta de protagonismo en La Roja desde la llegada de Del Bosque al banquillo español, se reivindicó con velocidad e imprevisibilidad, como es costumbre. Lástima que de su labor, ni de la de Juan Mata por el costado derecho, no se aprovechara Fernando Torres, que partió, de inicio, como única referencia en punta.

El Niño estuvo, nuevamente, falto de acierto y en 61 minutos sobre el terreno de juego sólo dispuso de una ocasión: un flojo y centrado disparo que su compañero en el Chelsea, el guardameta Petr Cech, atajó sin problemas. Teniendo a David Villa, Fernando Llorente, Álvaro Negredo (lesionado) o Roberto Soldado en la recámara, su actuación para asegurararse la presencia en la cita de Polonia y Ucrania no fue suficiente.

Torres fue, sin duda, la cruz de la noche. En la cara se situó Carles Puyol, que ya recuperado de las molestias físicas que le han atormentado últimamente tuvo sus minutos en el segundo tiempo (sustituyó a Sergio Ramos en la reanudación), y, obviamente, la decimotercera victoria consecutiva de España.

Ante Escocia, el próximo martes, la Roja puede batir otro récord, igualando, con 14 triunfos seguidos, la marca obtenida, en su día, por Holanda y Francia.

0 comentarios

Comenta

No se pueden publicar comentarios.