Noticias de la eurocopa 2012

Silva acaba con la pesadilla de los amistosos

Jose Antonio Sojo

Solo un gol de David Silva en el minuto 86 pudo doblegar a Colombia, en otro amistoso que se le hizo pesado y aburrido a la vigente campeona del mundo.

David Silva, jugador de la selección española David Silva desencasquilló un partido pesado

España fue durante mucho tiempo campeona del mundo oficiosa de amistosos. La Roja conseguía ganar en partidos de preparación a rivales de primer nivel (Argentina, Italia, Francia…) pero, eso sí, en cuanto llegaba la competición oficial, ‘palmatoria’. Por suerte, todo eso ha cambiado y ahora la estrella en el pecho brilla con luz propia, como antes de hizo la Eurocopa lograda en Viena, y lo que les pesa a los nuestros son los intrascendentes amistosos.

Evidentemente, cualquiera hubiera firmado eso menos de un lustro atrás, pero sería conveniente que llegara cuanto antes la competición oficial (los próximos clasificatorios son ante la República Checa y Lituania) para que todo el mundo se quedase más tranquilo y comprobara que el combinado de Vicente Del Bosque sigue manteniendo su particular fórmula de la Coca-Cola a buen recaudo.

Porque nuevamente el compromiso amistoso, ante Colombia en el Santiago Bernabéu, se le ha atragantado a España, aunque esta vez, por lo menos, no ha sido el estrépito del día de Argentina o el más reciente KO en Portugal, si bien ha faltado muy poco para que los cafeteros se llevaran un empate, incluso el triunfo, de la capital. Y es que hasta el minuto ’86 David Silva, que había salido de refresco, no ha logrado batir la meta de Ospina.

Justo antes, tanto Rodallega como Cuadrado habían tenido claras ocasiones para batir a Casillas, que ya en la primera parte había salvado un mano a mano ante el jugador del Hércules Abel Aguilar. De hecho, el número final de ocasiones claras ha favorecido netamente al combinado dirigido por Bolillo Gómez. Para hacernos una idea, en el primer tiempo solo Villa olió de verdad el gol para España, en una doble ocasión que primera repelió el poste y después falló el propio Guaje a portería vacía. El record de Raúl como máximo goleador de la selección, increíblemente, tampoco fue profanado en el coliseo blanco.

La paulatina entrada de hombres de refresco como Santi Cazorla, Fernando Torres o Jesús Navas tampoco mejoró ostensiblemente a España, que tenía la posesión, como es su seña de identidad, pero que no lograba profundizar por los costados y que, por el contrario, sí permitía ocasiones en contra de la meta de Iker con excesiva facilidad. La realidad es que no fue hasta el último cambio, el de Fernando Llorente, cuando España se lanzó decididamente sobre el arco rival para acabar al fin con la pesadilla de los amistosos.

Las ovaciones de la noche, para Del Bosque e Iniesta

A pesar de que España no desplegó su mejor juego y de que los últimos amistosos no están siendo buenos, la afición todavía no tiene ningunas ganas de hacerse mala sangre con un equipo que hace poco más de medio año llenó las calles de este país de alegría. Por eso en cuanto se pudo se corearon olés, se aplaudieron las cabalgadas de Pedro o se vitorearon los desplazamientos en largo de Xabi Alonso. Habrá que flojear todavía en muchos amistosos más para que la grada critique a este equipo.

Pero a quien de verdad había ganas de aplaudir en Chamartín esta noche era a Del Bosque y a Iniesta. Al primero por lo que ha representado para el Real Madrid, en reconocimiento a su gran labor realizada en la Casa Blanca y como ‘disculpa’ por la mala salida que el entonces, y ahora de nuevo, presidente le brindó. El madridismo echa de menos al Marqués. Al segundo, a don Andrés, porque marcó el gol más importante de la historia de España, y eso es mucho más importante que la camiseta que vista en su vida habitual. Iniesta ya puede añadir a su galería particular de ovaciones un feudo tan especial como es el Bernabéu.