Noticias de la eurocopa 2012

Los jugadores de la ‘Roja’ hacen autocrítica

Elena Fernandez

Los hombres de Vicente del Bosque no dudan a la hora de resaltar los errores que dieron paso a los dos goles escoceses.

Jugadores de España celebrando un gol La selección española no piensa caer en la autocomplacencia

En la vida, no hay nada más peligroso que caer en la autocomplacencia. Ella te impide progresar, buscar nuevos retos y llegar a la excelencia. Una vez caes en sus redes, sólo te aguarda mediocridad. Es difícil detectarla, cuando el viento sopla a favor, pero los jugadores de la Roja lo han hecho y la tienen amargada y marginada, conscientes de que sólo buscando peros hasta a las victorias es posible seguir progresando.

Ayer, en el partido que España ganó a Escocia (2-3), volvieron a evidenciarlo. Y en vez de resaltar la importancia del triunfo, los jugadores de la Roja prefirieron poner el acento en los dos goles recibidos, el primero después de un error defensivo de Sergio Ramos y el segundo tras un despeje de Gerard Piqué que acabó en el fondo de las redes de Iker Casillas.

“Parecía que estaba encarrilado. Pero, a este nivel, cualquier mínimo detalle hace que los contrarios vuelvan al partido. Parecía que el encuentro estaba controlado, pero no hemos sabido continuar. Afortunadamente, reaccionamos con más bazas que la del tercer gol”, señalaba, según recoge el diario El País, Pablo Hernández tras el choque, al tiempo que Santi Cazorla argumentaba: “Ellos habían bajado los brazos y luego, sin embargo, se nos puso el partido muy complicado. Hay que matar los partidos, no complicarse de esta manera. Nos relajamos un poco. La clave ha sido su primer gol. Se fueron arriba”.

En la misma línea se movió Sergio Busquets, acostumbrado a desgranar, con precisión de cirujano, los detalles de todos los partidos que disputa a su paso por la zona mixta. “Tuvimos el control del juego menos durante 15 minutos. Lo que pasó es que movimos el balón más lento de lo que tocaba porque el césped estaba muy alto. Fue un partido bueno, pero no muy bueno”, explicó el de Badia, evidenciando que a esta España todo le sabe a poco. Es buena señal.