Noticias de la eurocopa 2012

Llorente, el 4×4 de la ‘Roja’

Jose Antonio Sojo

El ariete del Athletic demostró que ni el nefasto estado del terreno de juego del Darius and Girenas de Kaunas puede frenarle en el mejor momento de su carrera.

Fernando Llorente celebra un gol con España en el Mundial de Sudáfrica No hay quien detenga a Fernando Llorente

Fernando Llorente (26 años recién cumplidos) ha alcanzado esta temporada el mejor pico de forma de su carrera, un momento dulce que le está convirtiendo en uno de los delanteros más cotizados del mundo. No en vano el Real Madrid es uno de los equipos que más de cerca sigue sus evoluciones. Aunque, en realidad, hay poco que estudiar acerca del de Rincón de Soto, que ha demostrado sobradamente que encaja en cualquier equipo en el que se le ponga.

Lo demostró una vez más anoche en Kaunas, donde dio una lección de adaptación al medio. El campo, impracticable, no fue un obstáculo para que el ‘9’ del Athletic demostrara algunas de sus virtudes, tales como el juego de espaldas o su capacidad para fijar centrales. A la Roja no le gusta emplear el recurso del balón en largo, va contra sus principios, pero cuando el terreno de juego lo exige, tener en punta a Llorente es garantía de continuidad para la jugada.

Previamente, el de Rincón de Soto ya había demostrado en varias ocasiones que tampoco tiene problemas para integrarse en el habitual estilo del ‘tiki-taka’ de la selección española. Basta con remontarse al pasado Mundial, al partido de octavos de final contra Portugal, cuando su entrada volvió locos por completó a los defensas lusos, permitiendo que se abriera la rendija por la que Villa ‘coló’ el balón que sirvió para acceder a cuartos.

El buen hacer de Fernando Llorente tanto en su club como en la selección abrió, primero, el debate sobre su titularidad, y, segundo, las especulaciones sobre si no sería más justo que Vicente Del Bosque le diera ya definitivamente el rol de segundo delantero dentro de la Roja por detrás del insaciable David Villa pero decididamente por delante de Fernando Torres. Y parece que poco a poco el seleccionador va aplicando medidas, como se vio en Lituania.

En otras palabras, Llorente es un delantero ‘todoterreno’, un 4×4 apto para cualquier estilo de juego, Liga o circunstancia climatológica. Si Inter le sigue es porque sabe que su 1,95 puede abrir cualquier catenaccio de la Serie A, si Ferguson le sondea es porque no tiene miedo de que la lluvia o el barro de los campos humildes de la Premier frenen al Rey León, si el Bayern ha sido vinculado con él es porque su juego aéreo se acoplaría de maravilla a la Bundesliga, si el Barça le ha tenido en su agenda es como consecuencia de su buen juego con los pies… Llorente toca todos los palos.