Noticias de la eurocopa 2012

La peor cara de la ‘Roja’

Jose Antonio Sojo

La selección firmó su peor partido desde que inicio su círculo virtuoso y salió goleada de Lisboa por 4-0. La culpa fue la baja intensidad mostrada por la ‘Roja’ ante un rival extramotivado.

Portugal y España en su enfrentamiento del Mundial 2010 Puyol pelea un balón con Almeida

Hoy en día hasta el más tonto hace relojes, también en el mundo del fútbol. Chipre, Lituania, Estonia… Cualquiera puede ganarte en una mala noche. Y si el día que todo te sale del revés delante está Portugal, que ni es Chipre, ni es Lituania, ni Estonia, ni es tonta, pues puedes ‘comerte’ cuatro, como le pasó anoche a la selección española en Lisboa.

El problema (o la virtud) del fútbol del siglo XXI es que no emplearse al cien por cien supone un alto riesgo de salir derrotado, cosa que no pasaba cincuenta años atrás. Fundamentalmente si eres la campeona del mundo, porque en ese caso cuando te invitan a jugar un amistoso lo que en realidad están haciendo es poner en liza tu prestigio. Portugal no tenía nada que perder ante España, que para eso era la campeona del mundo, pero mucho que ganar después de unos últimos meses muy grises. Así que salieron al tope de sus posibilidades y se llevaron por delante a la Roja.

El problema, no obstante, fue de los chicos de Vicente Del Bosque, que se tomaron el partido demasiado tranquilamente mientras Cristiano Ronaldo parecía que se estaba jugando la final de la copa del mundo. Y ningún modelo funciona cuando solo es aplicado al cincuenta por ciento de sus posibilidades, tampoco el que ha guiado a España al cielo.

En realidad, existe una pequeña falacia alrededor del tipo de fútbol que practica la selección y, por extensión, el Barça. Es un juego exquisito, de toque, de combinación y preciosista, pero exige un gran desgaste físico. La virtud más alabada del Barça es su presión sobre el adversario, como corre y corre para robar la pelota lo más arriba posible. Solo los equipos que logran superar esa línea de presión logran ver de qué color va vestido Valdés.

En España pasa igual. El primer defensa es el último delantero y desde Villa, Torres o Llorente hasta Casillas todos deben estar intensos para evitar que Cristiano o Nani, en el caso del último partido, puedan recibir la pelota en tres cuartos de campo y, ahí sí, crear problemas. Pese a no haber ganado ningún partido de envergadura después de Johannesburgo, la calidad sigue estando en las piernas de los jugadores, lo que ha desaparecido momentáneamente es su voracidad por ganar partidos. Sobre todo amistosos.